La silla de paseo

La silla de paseo

Desde mediados/finales (no recuerdo la fecha!) de enero tenemos nuestra silla de paseo. Estábamos entre varios modelos, y al final por recomendación de la mujer de la tienda hemos optado por la McLaren Quest. El precio de las finalistas era similar, así que no fue por eso por lo que nos decantamos. La razón principal es el peso de la silla sola. Pesa muy poco, no es la más ligera! Esa estaba fuera del presupuesto! 

Que nos gusta de la silla? Pues que al niño le encanta. Mientras que en la otra silla era todo una pelea para que se siente y no aguantaba nada, en la nueva le encanta ir! No sabemos qué tiene, pero esta encarado el peque con su silla nueva! Pesa poco, y creemos que cuando alguno de los dos se canse, podremos plegarla y llevarla colgando o llevarla en el carro del hermano pequeño. 

Por lo demás, tanto su padre como yo preferimos el uppa! Es más fácil de manjar, la cesta es una señora cesta, para limpiarlo una toallitas y santas pascuas y es maravilloso! A nosotros nos encanta! Y lo extrañamos mucho! Pero todo hay que decirlo, al niño le gusta más la McLaren y ya nos pasó muchas veces de salir con el carro y volver con el peque en brazos y el carro. Lo que es un incordio, y con la barriga no me veía haciendo muchos paseos así. Además viviendo en una cuesta. Alguna vez, sin embarazo, lo he dejado en alguna tienda para que lo recoja mi marido! (Lo bueno del pueblo es esto!). 

En fin, por aquí oros contentos con la McLaren Quest. No era la que queríamos, pero buen… Estamos contentos con ella, más que nada porque el peque está contento! 

Anuncios
Pueblo vs ciudad

Pueblo vs ciudad

Yo siempre he sido de ciudad! Me encantan! Las calles llenas de gente, el ruido 24hs! Me encanta!, hace unos años (unos cuantos ya! Más de los que siento!) nos hemos mudado a un Pueblo! Un pueblo pueblo, 6000 habitantes somos! Y desde hace unos años también, yo cada día me siento más de pueblo y menos de ciudad, debo decir que no solo soy yo, a mi marido le pasa igual. 
Hoy os traigo varios de los beneficios que encontramos viviendo en el pueblo: 

  • Es pequeño, sentimos que es un sitio más seguro para criar a nuestros peques! 
  • Al no tener que dejarnos un dineral en alquiler/hipoteca, podemos permitirnos que yo no trabaje jornada completa o incluso que no trabaje. (Prefiero trabajar por mi propia salud mental). 
  • “Pueblo chico infierno grande” Y “somos pocos y nos conocemos mucho”… Ambas cosas se aplican a la perfección, para bien y para mal. Al tener un hijo pequeño por ahora son más los beneficios de estas frases. Vamos al parque y no tenemos miedo que nos roben, no se paran desconocidos a ver a los niños, no se nos pasa por la cabeza que algo así pueda pasar. Los borrachos y yonkis que hay (como en todos los sitos) tienen otros lugares de entretenimiento y no es cerca de los niños! 
  • Los maestros y educadores son del pueblo, me gusta mucho eso. 
  • Trabajo a 10 minutos de mi casa en coche! Así que hace que mi vida sea más fácil, así como la de mi marido. 
  • En conciliación tenemos todos los mismos problemas, pero nosotros lo tenemos más fácil porque las distancias son menores. 
  • Hay más contención social. No hay gente pidiendo dinero en la calle, no animales abandonados (esto es en nuestro pueblo). 
  • Las calles están limpias.
  • El parque de los niños está limpio siempre! Se limpia todos los días! Esto es algo que nos encanta! Más cuando vamos a casa de los abuelos y los parques están sucios, mi marido no le gusta y además tiene que escuchar por parte de nuestros amigos que es porque no quiere que el peque se ensucie! Cuando es porque no le gusta el estado general del parque. 
  • En los restaurantes ya nos conocen y lo conocen al peque. Saben lo que le gusta y lo que no, y suelen traernos cosas que le gustan. Suelen traerle tapa pidamos o no algo para el. 
  • Cuando daba lactancia en los restaurantes / bares, se me acercaron muchas madres/abuelas a felicitarme! Suele ser algo normal de ver en el pueblo. 
  • En la farmacia nos conocen por el nombre, siempre que compramos algo raro preguntan porque y la farmacéutica siempre mira por nuestro bolsillo! 
  • No hay problemas de plaza en los colegios! Ni en las guarderías! 
  • Se gasta muchísimo menos! No hay tantas tiendas donde comprar así que el consumismo es más limitado! Especialmente para mi, estoy tan limitada que es raro que compre. Suelo esperarme a ir a una gran ciudad o a que se me pase esa “necesidad”. Lo que ocurra antes. 
  • Somos más simples. 
  • La peluquería es mejor y mas barata! Exactamente 20€ menos que la peluquería a la que iba en una capital! Vale que no me sirven café y las revistas están viejas y rotas, pero con esos 20€ me llevo yo las revistas que quiero! 
  • Yo me suelo dejar el teléfono en el coche, y a la vista. Pues nunca un problema, incluso dejando el coche abierto! Y mi marido se ha dejado las llaves puestas. Y seguimos con el coche. Creo que a nadie se le ocurre llevárselo. 

Estas son las cosas por las que me gusta el pueblo! Y actualmente no pensamos cambiarlo por nada, excepto que a mi marido lo manden a la calle. 

Ustedes de que son? Pueblo o ciudad? 

Contradicciones o postureo

Contradicciones o postureo

Pues eso, nose si la actitud de algunos padres de mi entorno es una mera contradicción (como las que puedo tener yo) o un postureo. Realmente no lo puedo distinguir… Ustedes se preguntarán a que me refiero… Pues estamos todos con el monotema… La elección del colegio! Nosotros hemos elegido el colegio que nos pilla menor en relación a ubicación. Me pilla bien del trabajo, bien de la guardería y bien de casa. Tiene muchas cosas más, pero esto ha sido suficiente para que lo elija. Es público, vivimos en un pueblo, no hay muchas opciones, y aunque habíamos pensado en algún momento mandarlo a uno privado, no ma acribilléis, yo soy de educación privada y aunque defiendo la pública, hay cosas de la privada que me gustan, pero el colegio además de ser caro, nos pilla muy lejos y meter al niño tantas horas de carretera al día, pues va a ser que no! Tiene más posibilidades de tener un accidente que de ser un hombre de lega éxito! Si nosotros lo que queremos es una persona feliz. Además de que ambos coincidimos que el colegio es importante, pero todo tiene su limite, también es muy importante lo que se hace en casa, y también es muy importante  la actitud del niño. En fin, esta ha sido nuestra opción. Me consternación viene por unos amigos que han mandado a su peque a la guardería, siempre han estado muy a favor de la utilización de fichas y proyectos educativos (estos que se venden… Sabéis cuales digo?) incluso no entendían como el resto de niños del grupo no hacían nada en la guarde más que jugar, mientras su hijo aprendía mucho (lo justo que aprende un niño de 2/3 años… No es un genio), y hace unos días nos cuentan que están muy contentos porque han conseguido plaza en un colegio privado (la guardería también era privada), donde el proyecto educativo es muy nuevo, que les encanta porque no es nada clásico, con las fichas y los proyectos educativos de toda la vida. Yo no dije nada porque claro, todos tenemos nuestras contradicciones y no nos gusta que nos la estén aireando los otros! Pero… No me termina de quedar claro si lo suyo es un simple postureo, ante los otros padres del grupo que somos más normales o no hablamos tanto de esos temas, la mayoría cogimos guardería según comodidad, opiniones, en algún caso precio e instalaciones. Según ellos fue muy importante lo de las fichas, y con el colegio pues la mayoría lo cogimos más o menos con los mismos criterios, ellos teniendo más opciones al vivir en una ciudad, todos han optado por colegios concertados, menos nosotros que es 100% público, y esta otra pareja que es 100% privado. 

Esa es mi duda de hoy. Personalmente creo que es postureo, pero porque yo tiene do a pensar mal… 

De segundos y terceros…

De segundos y terceros…

Hace un tiempo no se me pasaba por la cabeza tener dos hijos, y aquí estoy embarazada de mi segundo retoño! Encantada de la vida! Ahora sí me preguntan si pienso tener un tercero, pues no soy tan radical como con el segundo. 

Lo comente varias veces, no es que no quisiera un segundo hijo, solo que me gustaba más la diferencia de edad mayor, a mi marido por el contrario hoy mismo ha confesado que le hubiera gustado que se lleven menos, pero no quería insistir con el tema. Del tercero el no habla… Creo que es más prudente. 

Lo malo es que con el tercero me planto cerca de los 40 años!… Lo que es un poco riesgoso. 

En fin, en estas me veo, con un hijo, otro en camino y pensando en un tercero, como dice una amiga que ya tiene dos, yo estoy loca! Jajajaja